Close
Chapter background

BARCELONA Y PUIGBARCELONA Y PUIG

La historia de Puig va unida a la historia de una ciudad: Barcelona. Desde sus orígenes hasta la actualidad, los acontecimientos que ha vivido la capital catalana se han reflejado en el progreso de la compañía.

Barcelona crecía y, con ella, el negocio de Antonio Puig. Mientras la ciudad se rendía al art déco y se abría al mundo con la Exposición Universal de 1929, el empresario obtenía la representación de la famosa agua de colonia 4711 y daba un paso más en su política de expansión.

La Barcelona de los años treinta fue escenario de grandes cambios y contrastes. De la euforia de alcanzar el millón de habitantes se pasó al drama de la

Guerra Civil; y tras la dulce resaca de la Exposición Universal, la ciudad se sumergió de lleno en la revolución obrera. En ese convulso panorama, en el que aún perduraba el poso artístico e intelectual del Novecentismo, Antonio Puig cumplió un sueño: comprar una finca en su pueblo natal. Construida en aquella década, la casa de Les Ginesteres fue, junto con su esposa y la perfumería, «su gran amor y su orgullo».

Rotate device