Close

La ENTREVISTA: La ENTREVISTA: Marc Puig

Desde la histórica irrupción de Agua Lavanda hasta el reciente lanzamiento de Invictus, la compañía ha ido de éxito en éxito. ¿Cuál ha sido su fórmula para mantener tan buenos resultados?
MP: Cuando tu compañía celebra su 100.º Aniversario, está claro que algo sabes sobre el éxito… y también sobre el fracaso. Lo más importante es saber cuándo hay que cambiar y, a continuación, tomar las decisiones adecuadas. En los últimos cien años, hemos sido capaces de identificar los momentos adecuados para emprender nuevos caminos, así como de tomar decisiones lo suficientemente inteligentes para que la compañía siguiera avanzando.
El impulso creativo de la compañía ha ayudado a posicionar a Puig como una auténtica creadora de marca. ¿Qué secreto se esconde tras el desarrollo continuado de sus marcas?
MP: Creo que tenemos muchas razones para estar satisfechos con lo que hemos logrado hasta el momento. Hemos conseguido muy buenos resultados con las marcas que gestionamos en el portfolio de Puig o bajo el paraguas de Puig, pero todavía podemos hacer mucho más para seguir reforzando todas estas marcas.
Cada fase en la producción de un artículo de Puig se caracteriza por un factor común: la atención a la excelencia. ¿Es uno de los pilares del modelo de negocio de Puig?
MP: Cuando tu nombre aparece en los productos que vendes al público, sientes el deseo —o la profunda necesidad— de poner lo mejor de ti en lo que haces. En toda la organización tenemos la obsesión constante por dar lo mejor de nosotros mismos.
Una fragancia puede ser popular entre el público durante 40 años, mientras que una colección de moda tiene un período de validez de solo seis meses. ¿Cómo ha logrado Puig mantener un equilibrio entre la intemporalidad de sus fragancias y el frenético ritmo de cambio del mundo de la moda?
MP: Para mí, ahí reside la dificultad, el reto y la belleza de todo este mundo. La perfumería y la moda son dos negocios muy distintos, y por eso muy pocas compañías han sido capaces de gestionarlos en una misma organización. Puig ha logrado equilibrar esas dos realidades y ofrecer al público una gama de productos que de algún modo sigue siendo coherente y consistente.
Cada generación ha aportado una nueva perspectiva a la compañía. ¿Cómo ve el futuro de Puig?
MP: Hemos celebrado nuestro 100.º Aniversario… y eso es algo que no ocurre cada año. Puig es una organización, un equipo, que, independientemente de sus retos y objetivos, siempre ha superado sus expectativas. Tengo una gran confianza en esta empresa. Y tenemos una responsabilidad: debemos seguir siendo muy ambiciosos, siempre con la vista puesta en el futuro.
MARC PUIG
Rotate device