Close
Chapter background

LA CONQUISTA DE LA MODALA CONQUISTA DE LA MODA

Para la industria de los perfumes, la moda es un inestimable combustible, una fuerza implacable que proporciona, sin tregua, nuevas imágenes, estímulos e ideas a una velocidad vertiginosa.

Con la llegada del nuevo siglo, Puig empezó a buscar marcas independientes en el mundo de la moda que aún no hubieran caído en manos de los grandes grupos y que necesitaran expertos en fragancias para probar suerte en este mercado. La compañía tanteó a Comme des Garçons, una marca japonesa de culto que desde 1981 era toda una institución en la vanguardia parisiense. Adrian Joffe, consejero delegado de la compañía, y su esposa, Rei Kawakubo, la visionaria diseñadora de la firma, se mostraron receptivos a la propuesta y en 2002

firmaron un acuerdo con Puig para producir y distribuir algunas de sus fragancias.

La relación con la firma Comme des Garçons abrió nuevas puertas a Puig y, un año más tarde, Manuel Puig sellaba una alianza con una marca que, con el tiempo, se convertiría en una de las más influyentes en el mundo de la moda: Prada. Por su parte, Valentino llegó a un acuerdo con Puig en 2010, lo que al cabo de un año dio como resultado el perfume Valentina.

El 3 de mayo de 2011, Puig lograba todo un hito en el terreno de la moda al entrar en el templo de la alta costura con la adquisición de una parte mayoritaria de la firma Jean Paul Gaultier, considerada un tesoro nacional de la moda francesa.

Rotate device